MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS PARA EL EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES

No hay dudas, las mujeres representan un potencial importante de la actividad económica local. Los sectores que usan más la mano de obra femenina son, sobre todo, el sector de la agricultura y la industria agro-alimentaria, luego el sector textil, y por último el sector de servicios, o sea, doméstico o turístico o administrativo. La crisis económica reciente se ha agravado con el estancamiento de los sectores textil y agrícola y puede agravarse aún más con el nuevo esquema de la economía mundial sobre el empleo femenino, puesto que la mujer es la primera en ser despedida cuando faltan los puestos de trabajo.

Iniciar sesión